⭐⭐⭐⭐⭐NUEVA YORK EN 2 DÍAS

NUEVA YORK EN 2 DÍAS

NUEVA YORK EN 2 DÍAS




Nueva York está formada por cinco barrios: “State Island, Brooklyn, Queens, el Bronx y Manhattan“. Seguramente Manhattan es el barrio más conocido 🙂

Si piensas viajar a Nueva York y no sabes que no debes perderte….tranquilo. Aquí te presentamos los imprescindibles que no puedes perderte.

Times Square

Una de las plazas más famosas del mundo sin lugar a dudas. Ubicada entre la avenida Broadkway y la 7º avenue. Todo turista viaja a Nueva York y pisa por primera vez esta plaza queda encandilado esas pantallas led por todas partes, carteles publicitarios electrónicos, gente por todas partes…es exáctamente lo que espera encontrarse el turista nada más aterriza en Nueva York.e

Times Square es la zona más bulliciosa de todo Manhattan y, sin duda, uno de los lugares más queridos por todos ya que hemos podido verla en muchas películas así como despedir el año y dar la bienvenida al año nuevo.

En Times Square podemos degustar infinitas comidas en todos los restaurantes que hay, bares, museos, teatros, establecimientos gigantescos y muchísimo ambiente. Busques lo que busques, en Times Square lo encontrarás de seguro.

Broadway




La Avenue Broadway, se inicia desde el City Hall y te llevará hasta el barrio del Bronx, cortando el centro de Manhattan de forma transversal.

La avenida Broadway es una de las avenidas más famosas de todo Nueva York y una de la que más turistas atrae. En prácticamente los  40 teatros que puedes encontrar a lo largo de la avenida se han representado y se siguen representando las mejores e importantes obras musicales de todos los tiempos.

El Rey León, Mary Poppins, Shrek o Wicked son solo algunas de las obras de los impresionantes shows que pueden disfrutarse en esta calle. Podemos optar por tres diferentes estilos de espectáculos: el On-Broadway (obras mundialmente conocidas que hacen sus actuaciones en la propia Avenida o inmediaciones), Off-Broadway y Off-Off-Broadway (obras menos relevantes fuera de las principales calles de Broadway para aquellos que cuentan con un presupuesto más limitado). Para comprar las entradas hay dos opciones: o en el mismo Nueva York o por internet (más recomendable).




La Quinta Avenida

La Avenida quizás más famosa del mundo. Conocida por muchos por la Avenida los de los millonarios. Es la calle de las compras por excelencia. Aquí encontraremos establecimientos de lujo como Armani o Cartier, la famosa tienda de Apple o la tienda de juguetes Fao Swarz donde regresamos a nuestra infancia. Estos almacenes fueron escenario de la película “Big” de Tom Hanks.

Monumento Nacional del 11 de septiembre

Emotivo monumento construido para tener en nuestra memoria a las víctimas de los atentados del 11-S. El monumento consiste en dos cascadas ubicadas en el lugar donde se ubicaban las ya desaparecidas Torres Gemelas. A 21 metros bajo tierra se encuentra el museo.

El motivo de hacer el museo bajo tierra que el público aún pueda ver las entrañas de lo que fueron las Torres Gemelas.

Wall Street




Wall Street es la principa calle del distrito financiero de Nueva York. Dispone de dos edificios principales: La Bolsa y el Federal Hall.

Para poder ver y sentir el auténtico bullicio de negocios de esta zona es mejor visitarla de lunes a viernes ya que durante el fin de semana es totalmente diferente.

Antes de los atentados del 11 de septiembre se podía acceder a la Bolsa y ver a los brokers en acción desde una sala superior pero desde entonces ya no se permite el acceso al interior a los turistas.

Empire State Building

Visitar Manhattan y no subir al Empire State Building es algo impensable. Las vistas que podrás disfrutar de la Gran Manzana desde este emblemático edificio es una experiencia que hay que vivir al menos una vez en la vida. Existen dos miradores, uno en la planta 86 (a 320 metros de altura) y otro en la 102, que conlleva un suplemento de unos 15 dólares. El horario de visita es de 8:00 a 2:00 de la madrugada (el último ascensor sube a la 1:15).





High Line

Otra visita imprescindible para todo aquel que viaja a Manhattan. Construido sobre una antigua línea elevada de ferrocarril de Nueva York, este parque de más de 2 kilómetros de longitud es un lugar de encuentro, recreo y relajación en el que podemos sentarnos a descansar, tumbarnos al sol, dar clases de pilates, disfrutar de una visita guiada o incluso dar un curso de astronomía. Todas las actividades son gratuitas y están impartidas por voluntarios.




Chrysler Building

Construido por el magnate del automóvil Walter Percy Chrysler, este edificio de 319 metros de altura tuvo el honor de ser el más alto de Nueva York durante solo unos meses ya que, poco después de su inauguración en 1930, el Empire State Building le arrebató ese puesto. Aunque actualmente no puede visitarse por dentro, sí puede accederse a su recepción y observar su sorprendente decoración art decó.

Radio City Music Hall




Este edificio de estilo art decó construido en 1932 es una de las salas de espectáculos más famosas del mundo, siendo su show estrella el “Christmas Spectacular Show” protagonizado por las célebres Rockettes y que no hay que perderse si se viaja en época navideña.

Catedral de San Patricio

Dedicada al patrón de Irlanda, San Patricio es la catedral católica con estilo neogótico más grande de Norteamérica. Está construida en mármol blanco y con el aspecto recargado propio del neogótico, lo que supone un interesante contraste con los rascacielos que la rodean. En su interior destacan sus dos enormes órganos y la escultura de La Piedad, tres veces más grande que la de Miguel Ángel.

Puente de Brooklyn

Sin duda uno de los puentes más famosos del mundo gracias a sus múltiples apariciones en el cine, en películas como “Manhattan”, “Fiebre del sábado noche” o “Godzilla”. Para construir sus 1825 metros de longitud se tardaron nada menos que 13 años. Pasear por este puente tanto de día como de noche nos permitirá disfrutar de las mejores vistas de Manhattan.

La Estatua de la Libertad

Si hay algo que simboliza la ciudad de Nueva York es sin duda la Estatua de la Libertad. Este monumento de 46 metros de altura está situado en Liberty Island y para visitarla es necesario ir en un ferry que deberemos tomar en Battery Park. Declarada Patrominio de la Humanidad en 1984, esta estatua fue un regalo de los franceses a Estados Unidos para celebrar sus 100 años de independencia. Aunque tras los atentados del 11-S se prohibía subir a su mirador, este fue reabierto en 2009 y actualmente es posible acceder a él en grupos de 10 personas con un límite de 30 visitantes a la hora. Eso sí, te recomendamos comprar tu entrada por internet y con muchísima antelación si quieres evitar las interminables colas.




The Flatiron Building

Situado en la intersección entre la 5ª Avenida y Broadway con la calle 23, este emblemático edificio fue construido en 1902 por el arquitecto Daniel Hudson Burnham, que quiso combinar el estilo clásico con las técnicas más modernas. Los neoyorkinos de la época, que bautizaron así al edificio por su forma de plancha, hacían apuestas sobre lo que duraría en pie, pues pensaban que su forma triangular no aguantaría los fuertes golpes de viento. Y, sin embargo, ahí sigue, más de un siglo después, siendo todo un icono arquitectónico de la ciudad de Nueva York y habiendo aparecido en multitud de ocasiones como una estrella más de famosas películas y series de televisión.






Uso de cookies

Utilizamos cookies para recoger información estadística. Si continúa navegando, entendemos que acepta su instalación y uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.más información, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies